DENUNCIA PÚBLICA MESA CONJUNTA DE TRABAJO


MILITARIZADA LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

DENUNCIA PÚBLICA

En inminente riesgo se encuentra la vida, la integridad física y psicológica de los estudiantes de la Universidad de Antioquia, después del ingreso violento por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional, el día miércoles 15 de Septiembre, y las posteriores declaraciones presentadas en los diversos medios de comunicación de la ciudad de Medellín, como a los de difusión nacional, dadas por el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos y miembros de la Administración Central de la Universidad de Antioquia, entre ellos el rector Alberto Uribe Correa, el vicerrector general Martiniano Jaimes, y los miembros del Consejo Académico.

Antecedentes:

La universidad, como espacio para la reflexión, el debate y la construcción de pensamiento critico desde los diferentes estamentos, ha sufrido en carne propia la violencia que tanto ha azotado este país. Son innumerables las amenazas, hostigamientos y asesinatos de profesores, trabajadores y estudiantes, tanto al interior, como al exterior del campus universitario, por el solo hecho de atreverse a pensar diferente. Tan solo en el último año se han amenazado de muerte a más de 30 estudiantes por un denominado “Bloque Antioqueño de las Autodefensas”[1], muchos de ellos tuvieron que salir de la ciudad y abandonar sus estudios.

Desde inicios de este año se han presentado movimientos estudiantiles y profesorales al interior de nuestra universidad, por la exigencia de verdaderos espacios democráticos, tanto para el debate, como para la toma de decisiones; la respuesta de las directivas y los gobiernos regionales, han sido ridiculizar los movimientos desconociendo sus exigencias; así como mostrarlos ante la opinión pública como los responsables de las perdidas económicas que sufre la universidad por una supuesta “parálisis” de las actividades “misionales”, generando con ello estigmatización y señalamientos, y negando las exigencias claramente legales y constitucionales, que como sociedad civil tenemos.

La ciudad de Medellín, durante el año 2009 y lo corrido del presente, ha sido catalogada como una de las más violentas del país, y donde mayor hacen presencia las denominadas “bandas emergentes”, producto del proceso de “desmovilización”. Tan solo el año anterior se presentaron mas de 2200 muertes violentas, y este año va por la misma cifra; y aunque la ciudad convive con un estado de conmoción interior– militarización de la mayoría de las cuadras, barrios y comunas de la ciudad, no solo por miembros de la policía nacional, sino por integrantes del ejercito Colombiano- la situación no ha cambiado en lo absoluto, y el clima de terror y zozobra perdura en nuestra ciudad, no solo por la presencia de los denominados “combos”, sino también por la militarización de la vida civil como instrumento de control de la población, que en algunas zonas de la ciudad como la comuna 13 trabajan de manera conjunta. “Llama la atención que en una ciudad donde se ha incrementado el pie de fuerza en más de 2.500 efectivos en los últimos años, llegando a un total de más de 6.900 policías (a los que hay que sumar los uniformados del ejército que hacen presencia en algunos barrios), aun se mantengan los constantes enfrentamientos con armas sofisticadas de largo alcance entre combos, bandas y paramilitares. Es de difícil comprensión el porqué, a pesar de la militarización que tiene lugar en los barrios periféricos, los homicidios continúan en alza y en la ciudad sigan operando 343 bandas y combos distribuidos en las diferentes comunas”[2].

Es importante destacar, que aun con la fuerte presencia de la fuerza pública en la ciudad, el problema de narcotráfico y microtráfico que padecemos no ha disminuido, y por el contrario viene en aumento.

Por ejemplo, las denominadas ventas informales e ilegales como las han denominado algunos miembros de las directivas Universidad de Antioquia y el mismo gobernador, no solo se presentan en nuestra Alma Mater, sino es un problema de ciudad y país, debido al alto grado de pauperización de las condiciones laborales en Colombia, recordamos que mas de un 12.6% de la población Colombiana se encuentra en desempleo, que mas de un 40 % se encuentra sobreviviendo en condiciones de la informalidad, que de cerca de 43 millones de habitantes mas del 60% se encuentran en la línea de pobreza, y mas de 10 millones en condiciones de indigencia, que según los índice GINE (miden los niveles de equidad) Colombia es uno de los países mas inequitativos del mundo.

Por ello la situación de ventas informales, DVDs, CDs, tintos, entre otros, no solo se presentan en la Universidad de Antioquia, sino que es un fenómeno generalizado en bastas zonas del área metropolitana del valle de Aburra siendo el resultado de las mismas condiciones de indignidad en que vive nuestra población, que tienen que recurrir a este modo de subsistencia informal.

Hechos:

1. Desde mediados de Junio – en inicio del periodo de vacaciones – la administración de la universidad decide iniciar unos sistemas de control[3], propios de políticas policivas tendientes a invertir principios sacros de las sociedades democráticas, tales como la presunción de inocencia y el debido proceso, tal como lo evidencia el comunicado del Consejo Académico de 17 de Septiembre de 2010: “las sociedades más elementales tienen reglas de convivencia que implican necesarias privaciones de ciertas libertades individuales en aras de intereses comunes.”[4]Este sistema dio inicio a su implementación el día lunes 13 de Septiembre de 2010, causando grandes traumatismo, tales como agresiones por parte de la vigilancia privada de la empresa MIRO e intimidaciones por parte de agentes de la fuerza pública, llevando el mismo día lunes a la retención y agresión física de un estudiante en las inmediaciones de la portería Barranquilla al intentar entrar a su Universidad sin tener el nuevo carnet, aproximadamente a las 2:00 p.m. Dichas quejas fueron presentadas al secretario general de la Universidad Luquegi Gil Neira, sin que durante los días siguientes se presentara una solución efectiva.

El corte netamente represivo y consecuente con doctrinas criminológicas propias de los estados autoritarios, tales como el control situacional y la tolerancia cero, con las que se persigue y se macartiza de antemano a los estudiantes y la comunidad en general, se contradice a todas luces con la constantemente aludida misión Universitaria, que en teoría es “abierta a todas las corrientes del pensamiento”[5] y debe garantizar el “libre ejercicio del juicio y de la crítica”[6].

2. Desde el día 13 de Septiembre de 2010, día en que empezó a regir la medida de re-carnetización en el alma mater, el campus universitario se encuentra militarizado, con fuerte presencia en todas las porterías de miembros de la policía Nacional, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), y con presencia de miembros del Ejercito Nacional. Durante los días 13 y 14 de Septiembre se presentaron violaciones a la autonomía universitaria con el ingreso del ESMAD a las instalaciones universitarias, lanzando gases lacrimógenos y generando ambiente de terror en la universidad.

El día 15 de Septiembre de 2010, los estudiantes realizaban una concentración pacifica en el bloque administrativo de la universidad, exigiendo la presencia del rector para generar una discusión frente a la militarización del campus y el proceso de re-carnetización, concentración que en ningún momento retuvo arbitrariamente a miembro alguno de la administración, inclusive se les estuvo llamando por las pocas ventanas y puertas que quedaba abiertas para que salieran, puesto que ellos mismos por orden de la administración de la Universidad se encerraron en sus oficinas, cuando lo común en este tipo de movilizaciones es que las directivas ordenen la evacuación inmediata.

En ese momento en que los estudiantes se encontraban reunidos en asamblea General en los bajos del bloque administrativo, haciendo públicas las denuncias de los abusos y excesos de autoridad de los que habían sido victimas a lo largo de los tres días de implementación de la medida de re-carnetización, por parte de la fuerza pública y la vigilancia privada MIRO Seguridad con la concupiscencia del Secretario General Luquegi Gil Neira, el director de Instituto de Filosofía Eufrasio Guzmán y otros miembros del cuerpo Administrativo que participaban también como censores en cada una de las porterías de la Universidad, por orden directa del Gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos y del Rector Alberto Uribe Correa que se guarneció en su oficina para luego decir que se encontraba secuestrado por los estudiantes, se presentó un ingreso violento e injustificado por parte de la fuerza pública a la Universidad , como consta en las declaraciones de la personería de Medellín[7], causando zozobra, pánico e indignación dentro de la comunidad universitaria, que debió salir huyendo de su hogar académico o a refugiarse en las aulas de clase, en terceros y cuartos pisos de los diferentes edificios de la ciudadela, tratando de escapar de la brutalidad policial. Incluso en la portería de la calle 67 (calle Barranquilla) se escucharon disparos provenientes de uniformados de la policía nacional.

De lo anterior se tuvo como consecuencia, 6 jóvenes estudiantes detenidos y mas de 30 heridos (dos de los cuales son miembros de la personería); 5 de ellos ingresaron a la Clínica León XIII estando uno de ellos en delicado estado; inclusive se alcanzaron a observar ante la mirada atónita de los desalojados que veían como su campus era allanado por un número indeterminado de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), a personas de civil armada que contribuyeron a la persecución de los estudiantes por los lugares aledaños a la universidad.

A partir de lo anterior las directivas universitarias deciden prohibir la entrada de los estudiantes al Campus y demás sedes y se suspenden las actividades académicas, más no las administrativas.

3. Es de resaltar que los estudiantes, reunidos en Asamblea General evidencian que el problema no es el nuevo sistema de carnetización de la universidad, sino que primero es una media autoritaria e impuesta, segundo que es un sistema de control que restringe las libertades individuales de los estudiantes y del mismo acceso de la sociedad en general a espacios como la biblioteca central, donde los visitantes solo pueden ingresar de 8:00am a 2:00pm, generando una privatización del campus; y como tercer elemento, los estudiantes desde hace varios meses ya habíamos denunciado y condenado la venta de droga al interior de la universidad, incluso se desarrollaron propuestas de medidas pedagógicas como universitarios ante esta problemática, como consta en el blog de los estudiantes[8].

Los estudiantes estamos convencidos de que si bien existe un problema generado por el expendio de estupefacientes dentro de las instalaciones de la Universidad, puesto que este negocio está en cabeza de las reconocida bandas delincuenciales de la ciudad, la solución de fondo para este problema no llegará vía medidas represivas, que principalmente afectan los intereses de los estudiantes y de la comunidad, y que en términos reales no apuntan a judicializar a los denominados “jíbaros”, pues como se observó durante toda la semana en que se implementó el nuevo carné, estos seguían extrañamente con sus actividades cotidianas de microtráfico.

4. Posterior al cierre del campus y sedes, se han presentado declaraciones de los directivos universitarios, y gobernador de Antioquia, en diversos medios de comunicación, justificando la presencia de la fuerza pública en la universidad; como lo fueron: “Estas dos universidades tienen tiempos distintos. Para la primera afana el tiempo del estudio, del proyecto de construir una carrera profesional semestre por semestre hasta el grado, el tiempo de enfrentar la construcción de un futuro laboral para satisfacción y progreso personal, familiar y social. Para la otra universidad el tiempo es eterno porque la intemporalidad es rentable; y eternos son también los que la pretenden dirigir. La primera es la Universidad de Antioquia pública e identificada. La segunda es una universidad espuria, privada, anónima, sin identificación. Por ello no es casual que una simple medida de organización social, como es la expedición de un carné que tiene como propósito legítimo tratar de recuperar territorios usados para esos intereses privados para devolverlos a los intereses públicos, concite una reacción sospechosamente desmesurada que termina en los desafortunados insucesos del pasado miércoles.[9]”, y el de la gobernación: “Rechaza los hechos violentos causados la víspera por un grupo extremista que quiso agredir a las Directivas de la Universidad por las medidas de carnetización, ante lo cual se hizo necesaria la intervención de la Fuerza Pública que fue atacada con piedras y bombas papa que pusieron en peligro a la Comunidad Universitaria. El Gobernador de Antioquia, ha dado precisas instrucciones a las Autoridades de Policía de intervenir cada vez que se presenten alteraciones causadas por terroristas encapuchados, vendedores y traficantes de estupefacientes y venteros ambulantes que nada tienen que ver con la Universidad y que han querido convertir el Alma Máter en territorio sin Ley[10].

En el mismo sentido van las declaraciones en medios de comunicación como las del periódico El Tiempo: “El jueves pasado, el rector Uribe mencionó que por la universidad corre el rumor de que en aras de preservar las jugosas ganancias, las bandas han ofrecido 25 millones de pesos para quien pueda boicotear la nueva carnetización que está en marcha desde el lunes pasado.’”[11].

Los estudiantes denunciamos como las problemáticas que afronta la universidad pública colombiana, los problemas de la ciudad de Medellín y el departamento de Antioquia, están siendo desviados, y hoy desde los diferentes medios de comunicación, tanto las autoridades administrativas de la Universidad de Antioquia, como el gobernador de Antioquia, intentan desviar la atención culpando a los estudiantes que no se encuentran de acuerdo con el sistema de control T.I.P., a los venteros estudiantiles, como extremistas, y con nexos con los bandas criminales que controlan los negocios de droga al interior de la universidad, incluso manifestando de manera indirecta que las personas que se oponen a esta medida han recibido dinero de las bandas criminales para boicotear el proceso de re-carnetización, conllevando con estas afirmaciones a poner en grave riesgo la vida, la integridad personal y psicológica de todos los estudiantes al interior de la Universidad de Antioquia.

Por todo lo anterior responsabilizamos a las directivas de la Universidad de Antioquia, en cabeza del señor rector Alberto Uribe Correa, al vicerrector general Martiniano Jaimes, al secretario general Luquegi Gil Neira, a los decanos, directores de escuela e instituto, quienes conforman el Consejo Académico, y al gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, por las agresiones físicas y psicológicas que sufrieron y sufran los estudiantes de la Universidad de Antioquia, por las declaraciones que de manera irresponsable vienen realizando ante la opinión pública, con el objetivo de generar mayor estigmatización sobre el pensamiento critico al interior de los claustros universitarios y legitimar así sus medidas policivas dentro de las que se cuentan como más preocupantes, la presencia permanente de miembros de la macabra inteligencia militar y del ente nacional especializado en montajes judiciales mejor conocido como DAS dentro de la universidad, al igual que la instalación de cámaras en todo el Campus, en lo que constituye una persecución declarada al pensamiento diverso.

Convocamos a todas las organizaciones Sociales, Políticas, de Derechos Humanos, nacionales e internacionales a que se pronuncien frente al grave riesgo que vivimos los estudiante de la universidad de Antioquia, a que rechacemos la violación de la autonomía universitaria, realizada por el Escuadrón Móvil antidisturbios (ESMAD) el día 15 de Septiembre, que se solidaricen con la defensa de la universidad pública y abierta a la sociedad y no con el modelo empresarial de Universidad que los nuevos mercaderes de la educación nos quieren imponer.

Anexamos videos, donde se ilustra la brutal represión:

· http://www.youtube.com/watch?v=HbjN16ceOtA&NR=1

· http://noticias.telemedellin.tv/56_videos-medellin/845590_siguen-los-distrubios-por-la-tip-en-la-universidad-de-antioquia.html

· http://www.youtube.com/watch?v=VhKoAiEA65M&feature=player_embedded

Atentamente:

Proyecto Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Sociales y Humanas

Oficina de Asuntos Estudiantiles Facultad de Derecho y Ciencias Políticas

Oficina Estudiantil Facultad de Ciencias Económicas

Oficina de Asuntos Estudiantiles Facultad de Ingeniería

Mesa Amplia Estudiantil Ciudadela Robledo

Mesa Amplia de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales

Comité Patriótico Universitario (Universidad de Antioquia)

Colectivos de la Minga Social

Federación Universitaria Nacional – Comisiones MODEP

Organización Colombiana de Estudiantes

Proceso Nacional de Identidad Estudiantil

Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios

Acompaña:

Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda


[3] Resolución Rectoral 30326 del 15 de junio de 2010.

[6] Ibidem.

—————————————————-
Hora cero para extender la universidad


Viernes, 24 de septiembre · 11:00 – 15:00

Lugar Afueras de la Universidad de Antioquia

Frente a la actividad simbólica y académica realizada este martes 21 de septiembre, la respuesta del gobernador y del rector ha sido mantener el cierre del campus de la universidad hasta el próximo martes, de manera unilateral y sin tener en cuenta nuestra manifestación contundente de querer el campus abierto y con garantías para estudiar. Por eso, se hace necesario continuar con las actividades artístico-académicas, y además hacerle frente a la tergiversación mediática, desarrollar estrategias efectivas de vinculación social frente a la crisis social de la universidad.
Por esta razón, convocamos nuevamente a una serie de actividades, que tendrán como epicentro las afueras de la universidad, por la avenida de ferrocarril, el día viernes, y en diversos puntos de la ciudad el día lunes. Dichas actividades buscan extender nuestros reclamos al gobernador y al rector al conjunto de la sociedad, para construir un movimiento social que presione la apertura inmediata de la universidad y las garantías del gobernador para no intervenir nuevamente en ella.
Recordamos nuevamente que las actividades a realizarse serán completamente pacíficas y simbólicas, basadas en la crítica reflexiva, la creatividad, la solidaridad, el estudio y el arte.
Viernes.
1. Cada participante conversará con sus allegados (padres, hermanos, amigos, vecinos, parceros) sobre la situación actual, lo que sucedió el miércoles pasado, y les pedirá que redacten un texto breve exigiéndole al rector y al gobernador que abran la universidad nuevamente. En lo posible usar formas creativas (colores, diseños novedosos etc.). Con estas frases empapelaremos toda la malla de la universidad por ferrocarril. Igualmente, cada participante se compromete a copiar las frases que le gusten y ponerlas en su muro personal de facebook. Esto, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la situación que vivimos en la universidad, darle participación en nuestras actividades y extender la crítica al mayor número de personas. Sólo podemos lograr reabrir la universidad si lo hacemos entre todos y todas.
2. Invitar al conjunto de la sociedad (padres, amigos, vecinos, sindicatos, organizaciones sociales y de derechos humanos) a sumarse a las actividades del viernes.
3. Invitación a los artistas de la ciudad para realizar una jornada cultural en la zona de ferrocarril, de 12 meridiano a 3:00 pm. Igualmente habrá una comparsa. Cada uno puede invitar a la gente que conozca y quiera expresarse en este campo, sea músico, pintor, dibujante, poeta, cuentista etc.
4. Feria del trueque (se puede intercambiar cualquier cosa)
5. Concurso de carteles “da a conocer tu universidad antes de que se acabe”. Cada uno de los participantes puede llevar su cartel con frases y diseño creativos. El cartel ganador recibirá un libro de premio, y todos serán expuesto en las mallas de la universidad, y se dejará una foto colgada en el grupo de Factbook (hecha por nosotros).
6. Dos charlas sobre la situación actual de la universidad, estilo conversatorios, con profesores de la universidad.
Lunes.
1. Intervención artística en diversos sitios de la ciudad. Pueden ser flashmobs, performance o d cualquier otra índole. Igualmente se repartirá un comunicado dando a conocer las razones de nuestras actividades, distribuido en los diferentes sitios intervenidos. El objetivo es llegar al mayo número de personas e implicarlas desde el apoyo a nuestro reclamo de que se abra la universidad. En lo posible conformar grupos por facultades, escuelas e institutos para organizar dicha actividad. El comunicado lo propondremos durante la actividad del viernes, donde de común acuerdo se podrán hacer reformas, para que sea democrático. Igualmente, todos pueden enviar sus propuestas de comunicados. Para financiarlo, el organizador realizará un mochilazo recogiendo dinero para las fotocopias del mismo.
Para el viernes de la próxima semana, igualmente, se realizará un concurso de fotografía sobre la situación actual, cuya temática va desde lo sucedido el miércoles pasado hasta las actividades actuales. Favor enviar sus fotos al correo somosplanosur@gmail.com. Nosotros las imprimiremos y expondremos dicho día, y las colgaremos en el grupo de facebook. La foto ganadora recibirá un libro de premio.
Se les invita a todos a que nos hagan llegar sus propuestas para continuar con las actividades de crítica simbólica, artística y académica. Esto es n esfuerzo de todos y todas.

10 comentarios en “DENUNCIA PÚBLICA MESA CONJUNTA DE TRABAJO”

  1. Maravilloso que quieran recibire clase. Pero ojalá que cuando la Universidad se habra también sea así, que dejen estudiar y no vayan encupuchados a los salones a vilentar las clases y sacar a los estudiantes que si quieren asistir.A tirar papas bomba asutando a los integrantes de la U que ven en esas acciones actos agresivos. Así no se debate. Esos no son argumentos.Y no hay ninguna tergiversación. El miércoles 15 un grupo de estudiantes llego como una turba, apunto de salirse de la ropa, hasta colocaron una escalera para entrar violentamente. Eso no lo pueden negar porque muchos lo vimos.Y por favor publique este comentario que no es grosero, su único pecado es que no esta de acuerdo con la información dada por los del comunicado.

    Me gusta

  2. Primero, la universidad no la militarizaron, ya que la que se encuentra la policía que no hace parte de la milicia sino de un servicio ciudadano. Además ellos no están adentro sino afuera para cuando algo ocurra, como por ejemplo el vandalismo de encapuchados.Segundo, la universidad no se va a acabar. Desde que estudiaban nuestros abuelos se viene con esa premisa y aún así no se ha acabado la U, entonces cuál es la paranoia?Por ahí leí que el gobernador era un terrorista, cómo lo prueban?Creo que él tiene su deber de proteger a los ciudadanos, no?

    Me gusta

  3. Me parece muy acertado el Comunicado frente a la Militarización de la Universidad, este año celebramos los 200 años de independencia… Florero de LLorente … Tip… El que olvida su pasado… Seguimos siendo la patria boba, les recuerdo Criollos y Españoles luchando por los beneficios económicos, los criollos van al mercado alentando a los campesinos y comerciantes quienes se vuelcan a las calles en una contienda con machetes, piedras y palos… Al final Criollos y Españoles se reparten el botin, mientras las calles llenas de miseria, sufrimiento, lágrimas y sangre.Hoy lo mismo… todo esto es una contienda económica, al final ellos se reparten el botin y nosotros perdemos. La lucha es por el conocimiento, la ciencia, la verdad como única salida al subdesarrollo mental.

    Me gusta

  4. Compañeros; nosotros como siempre evadiendo la responsabilidad de las acciones; no nos digamos mentiras; ahora somos nostros las victimas; somo los que nunca agredimos a nadie; somo los democraticos; nuestras manifitaciones de inconformismo solo hacemos valer con unas papas bombas inocentes; nostros no pertenecemos a nigun grupo politico pero le hacemos reverencia a ciertas personas que no solo le han hecho daño al pais. Ahora decimos que somos lo que siempre hemos estado en contra de los carteles que se adueñaron de nuestros espacios sabiendo que eso es falso; que siempre nos hacemos los de las vista gorda ante esa problematica.Ahora solo estamos esperando que abran la U para volver a seguir con las eternas asambleas; para seguir dandole atribuciones a cierta persona que se cree representarnos y se cree con el derecho de agredir a todos porque a mi me ha pasado.Compañeros no le sigamos el juego a ciertos individuos que por ser buenos oradores se creen que tienen la verdad absoluta y que todos aquellos que no aceptamos su filosofia somos unos ignorantes, capitalistas, burgueses, indolentes.

    Me gusta

  5. no se que problema de entendimiento puedan tener los compañeros anteriores, puesto que confuenden una asamblea que sesionaba el dia 15 de manera pacifica (no voy a negar que algunos de ellos fueran groseros y mal educados)con un grupo de encapuchados lanzando explosivos que por demas no se vió. si creen que la asamblea es lo mismo que los encapuchados, lo mejor es que se salgan de la universidad y se vayan para la policia, a compartir las mismas ideas con los que piensan igual a ustedes.

    Me gusta

  6. yo no me explico por que si la policia es un cuerpo ciudadano, tiene entrenamiento y dotacion de un cuerpo de guerra, es decir, militar.entonces son militares o no son militares?? lo que si se es que cargan las mismas armas y matan a la misma gente.

    Me gusta

  7. vaya, que inteligente llamarle a algo no por su nombre, sino con un termino que oculte lo que es, creo que a eso se le dice eufemismo.esta bien, igual me opongo a que los ciudadanos policias me golpeen y me persigan para matarme a golpes como a nicolas neira.

    Me gusta

  8. Oigan nunca los he visto protestando y denunciando el trauma sicológico causado a nosotros los estudiantes que no soportamos las bombas papas, los encapuchados y las sacadas agresivas, abusivas y arbitrarias de classe cuando queremos estar allí y presentar exámenes y no en una asamblea o en peloteras con los que si gustan de ello.Esperamos también ese pronuncimiento y la publicación de este comentario aunque no les guste.

    Me gusta

  9. COMPAS LES COMPARTO ESTE ARTICULO PORQUE CONSIDERO QUE ES DIGNO DE SER PUBLICADO EN ESTE MEDIO LO DEJO EN DOS PARTE PORQUE EN UNA SOLA NO SE PUEDEPARTE 1Universidad de Antioquia: verbo y cuchillo.Por: Jaime Rafael Nieto López.Profesor Titular, aún sin TIP.Mostró los dientes el Consejo Académico, pero mordió donde no debía. Para empezar, es discutible la imagen maniquea que nos presenta de las dos universidades en la Universidad de Antioquia1. No sólo es discutible esa imagen maniquea, sino también médica de la misma. La imagen maniquea de las dos universidades, es la imagen de una universidad escindida moral y jurídicamente. Por un lado, la universidad de la legalidad y el compromiso académico, y por el otro, la universidad ilegal, la del crimen y la de lo informal. En términos médicos, la universidad sana por un lado y la universidad gangrenada, por el otro. Esta imagen dual de la universidad es atractiva y desafiante, y, sin embargo, peligrosa y simplista al mismo tiempo. Por no decir mediocre. No se sabe si más peligrosa en cuanto más simplista, o al revés. En todo caso, en vez de la reflexión crítica desde la que se yergue el espíritu universitario, invita a que se le entre con verbo y cuchillo. Con verbo, como es de suponerse, para “cerrar filas” y producir los unanimismos necesarios. El mismo que nos hace evocar los estribillos de tiempos muy próximos: “los buenos somos más”. Y con cuchillo, para cortar lo que haya que cortar. La parte gangrenada, por supuesto, pero también, si se puede, un poco más, “cortar por lo sano”.Mucha gente habla, dentro y fuera de la universidad, de los fantasmas setentudos que rondan sus patios interiores. Sin embargo, parece que las cruces esvásticas con sus espectros ceremoniales no faltan entre sus sombras.En la Universidad de Antioquia, quizás sea más plausible hablar de una sola universidad, ceñida a su significado literal más cercano: unidad de lo diverso. Sólo que este “diverso” se nos ha hecho cada vez más espurio e inasible. No tenemos dos, ni tres universidades, por lo menos no tantas separadas unas de otras, escindidas, paralelas; sino una, preñada de múltiples lógicas, no sólo académicas, que son las propias de la universidad, sino también políticas, sociales, culturales y económicas. No sólo legales, sino también ilegales. No sólo formales, sino también informales. No unas al lado de las otras, sino unas y otras en interacción permanente, en flujos y reflujos continuos. No unas provenientes de fuera, como los bárbaros de Roma, sino unas que recrean su propio infierno, que no es distinto al infierno de país en el que está emplazada.El pensamiento simple es eso, simplificador, mutilante. No se deja seducir por lo complejo, sino reducir lo complejo. No es vital sino mortal. En vez de discernir las formas y lógicas intrínsecas de lo complejo, para develar su riqueza y potencialidades, sus posibilidades de vida y muerte, lo simplifica: blanco o negro, nada de arco iris. Y la Universidad, por lo menos la universidad pública, quiérase o no, es un organismo social, vivo y complejo. Emplazada, además, en un organismo social vivo, quizás más complejo que ella, aunque más joven: el país republicano de doscientos años. El pensamiento simple es la raíz de todo maniqueismo, que es la forma corriente de todo tipo de fundamentalismo, tanto religioso como político. En vez de develar cómo lo legal se compenetra con lo ilegal y lo alimenta y viceversa; en vez de esforzarse por discernir los múltiples vasos comunicantes entre esas plurales y contradictorias lógicas dentro de la universidad, el pensamiento simple y maniqueo los separa…

    Me gusta

  10. PARTE 2Habrá que reinventar el país, sin duda, pero por el momento el que tenemos históricamente está hecho de legalidades e ilegalidades, de crímenes y castigos, de guerras y de paces, de órdenes y violencias. País real y país formal no son dos países, sino uno mismo. Sin embargo, la universidad, emplazada en el país, también vive los emplazamientos en ella del país. Los vive a su manera, por supuesto, sin colapsar en su misión y naturaleza. Pero los vive. Quizás hace falta enunciar más crímenes contra la universidad que los que se enuncian, quizás no es sólo la venta de alucinógenos, ni los “tropeles” de los encapuchados, ni las ventas informales. La lista podría extenderse. Pero no es el caso ser exhaustivos. Porque, por ejemplo, ¿Por qué no considerar criminal, en un país formalmente democrático, que su universidad pública no lo sea? ¿Por qué no juzgar criminal que a la universidad no se le atienda presupuestalmente como debería ser atendida, tal y como lo autoriza la Constitución y la ley, o que su misión se disloque cada vez más en función del mercado (grande y pequeño, formal e informal), o que cada vez más jóvenes queden excluidos de su acceso o que los muchos que ya están adentro deban dedicarse al azaroso rebusque menor para sobrevivir en la universidad? O, ¿por qué no considerar criminal que sobre la universidad penda la amenaza permanente de invasión de la fuerza pública en sus predios cada vez que el Presidente del CSU, pretextando cualquier “perturbación del orden público”, así lo determine? Esto para no hablar de menudencias. Como, por ejemplo, las otras posibles criminalidades contra la ética de lo público asociadas a la corrupción y el clientelismo que imperan en algunas de sus dependencias.La universidad no tiene que ser como el país, por supuesto. Pero parece esforzarse cada vez más en parecérsele. El desafío universitario verdaderamente académico consiste en develar la manera en que estas múltiples lógicas que la habitan y la recorren interactúan, se compenetran, se coadyuvan o conflictúan. Que intente responder por qué y cómo la universidad formal ha secretado la universidad informal, la ilegal, la de la violencia. Por qué y cómo la secreción que produce esta universidad formal ha terminado por producir cuerpos y prácticas extraños que la desdibujan. Por qué y cómo, hoy, tenemos la universidad que tenemos. Mientras ese desafío no sea asumido con firmeza, inteligencia e imaginación, difícilmente se podrá afrontar exitosamente el otro, el de cómo superar las lógicas espurias, no universitarias en la universidad.Desde luego, no se trata de hacer alarde de la ilegalidad, ni que estas ilegalidades no deban ser erradicadas de la universidad. Pero tampoco se trata, como en el país, de convertir ciertas ilegalidades en pretexto para estigmatizar movimientos y suprimir derechos. Quizás hace falta imaginación reflexiva y, por supuesto, más tropeles. Aunque pensándolo mejor, no sólo más, sino mejores tropeles. No esas caricaturas de tropeles a los que rutinariamente nos tienen acostumbrados los “encapuchados”. Sino aquellos movilizados por la reflexión crítica, la deliberación y el compromiso ético y político con la universidad pública.A la pregunta retadora, “¿Cuál Universidad vamos a abrir después de este cierre, la primera o la segunda?”. La respuesta no es difícil. La Universidad no debe ser cerrada, porque sólo abierta, con su público deliberando, activa y responsablemente, encontraremos las respuestas. Y solo así evitaremos también, que verbo y cuchillo se fundan en un solo ritual: la muerte del pensamiento crítico, que es pensamiento creador, la vida misma de la universidad.1 Cfr. Pronunciamiento del Consejo Académico de la Universidad de Antioquia. Septiembre 17 de 2010.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s